• Pastor Noé Montelongo

Como enfrentar los fracasos en nuestra vida

Actualizado: jul 22


Tema: Qué hacer en los fracasos…


Texto: Josué 7:1 Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del anatema; y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel. 2 Después Josué envió hombres desde Jericó a Hai, que estaba junto a Bet-avén hacia el oriente de Bet-el; y les habló diciendo: Subid y reconoced la tierra. Y ellos subieron y reconocieron a Hai. 3 Y volviendo a Josué, le dijeron: No suba todo el pueblo, sino suban como dos mil o tres mil hombres, y tomarán a Hai; no fatigues a todo el pueblo yendo allí, porque son pocos. 4 Y subieron allá del pueblo como tres mil hombres, los cuales huyeron delante de los de Hai. 5 Y los de Hai mataron de ellos a unos treinta y seis hombres, y los siguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada; por lo cual el corazón del pueblo desfalleció y vino a ser como agua. 6 Entonces Josué rompió sus vestidos, y se postró en tierra sobre su rostro delante del arca de Jehová hasta caer la tarde, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas. 7 Y Josué dijo: ¡Ah, Señor Jehová! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los amorreos, para que nos destruyan? ¡Ojalá nos hubiéramos quedado al otro lado del Jordán! 8 ¡Ay, Señor! ¿qué diré, ya que Israel ha vuelto la espalda delante de sus enemigos? 9 Porque los cananeos y todos los moradores de la tierra oirán, y nos rodearán, y borrarán nuestro nombre de sobre la tierra; y entonces, ¿qué harás tú a tu grande nombre?


Introducción:

La historia que leemos aquí, es una de las muchas historias en la Biblia, que hablan de fracasos que ocurrieron con el pueblo de Israel, uno de los más dolorosos, por el momento en el que ocurrió esta tan triste historia, justo cuando estaban comenzando a avanzar y entrar a tomar posesión de la tierra prometida.


En la Biblia encontramos más historias de fracasos, que de éxitos porque lamentablemente hay más errores que aciertos, que nosotros cometemos como seres humanos.

Dios no nos narra las historias de éxito tan detalladamente como lo hace con los fracasos, porque sin duda aprendemos más de los errores de otros, que lo que aprendemos de sus aciertos.


El fracaso más grande del pueblo de Israel, fue que después de salir de Egipto con mano fiel y poderosa y ver grandes señales de Dios contra la nación de los egipcios y ver abrirse el mar rojo y agua salir de la roca. Aún así cuando era tiempo de entrar a la tierra prometida, ellos no creyeron en las promesas de Dios y creyeron más en los obstáculos y en la opinión de los espías que trajeron reporte negativo de la tierra de Canaán.


Ellos por su incredulidad no pudieron entrar en la tierra prometida y tuvieron que vagar 40 años en el desierto, por causa de esa actitud de incredulidad que tuvieron contra Dios.

La mayoría de los fracasos que ocurren en nuestra vida, serán por no creerle a Dios y a Su palabra, y creer lo que dicen otras personas que nos influencian hacia las malas decisiones.

Ya Israel había peleado una guerra sin haber tenido ningún entrenamiento, ni armas, pero Dios les dio victoria contra los amalecitas solo porque Moisés subió al monte, con la vara de Dios en su mano.


Cosas como esa, ellos habían presenciado y ahora bajo el liderazgo de Josué, acababan de ver la destrucción de la que era quizá, la ciudad más fortalecida e impenetrable que había en la región de Canaán. Ellos no tuvieron que hacer nada, más que rodear la tierra de Jericó por 7 días y el séptimo día, darle 7 vueltas y gritar para que los muros se cayeran y pudieran tomar posesión de la ciudad.


Esta ciudad fue completamente destruida y dejada como primicias para Dios. Esto también aumentaría la confianza del pueblo para avanzar desde ahí a conquistar cada ciudad que estaba delante de ellos.


El problema es que a la primera oportunidad de ellos tomar posesión y conquistar la siguiente nación, ellos fueron derrotados y esto puede ser considerado como un gran fracaso para el pueblo de Israel.


Este fracaso fue un golpe muy fuerte al ánimo del pueblo porque ellos esperaban algo completamente diferente, pero ser derrotados por una nación más pequeña y débil que ellos, sería algo vergonzoso y humillante.


Recordemos que las cosas escritas en el Antiguo Testamento, fueron escritas para nuestro ejemplo, entonces sin duda hay algo que Dios quiere enseñarnos en este pasaje y en esta historia en particular, porque ninguna historia está en la Biblia como relleno o como meramente entretenimiento o información para nosotros.


En nuestra vida cristiana, y en todos los aspectos de la vida, tenemos metas, planes y objetivos que queremos alcanzar. Cuando no lo gramos el objetivo que nos proponemos, se puede considerar como un fracaso.


Todos aquí, en algún momento de nuestra vida, hemos fracasado en alguna tarea que hemos emprendido y estos fracasos, sin duda han sido dolorosos y muchas veces muy vergonzosos.

Personas aquí han fracasado en una relación matrimonial, otros han fracasado en la crianza de sus hijos, o han fracasado en algún negocio que han emprendido o quizá el fracaso aún ha sido en el intento de vivir la vida cristiana y dejar en nuestra vida, cosas que sabemos que a Dios no le agradan.


Algunos hemos tratado de dejar pecado, de hacer cambios en nuestra vida y lamentablemente hemos fracasado al retroceder o caer nuevamente en la tentación y muchos, por no decir, todos le hemos fallado a nuestro Dios y hemos fracasado en el intento de ser buenos cristianos.

Hemos fracasado en iglesias que hemos comenzado, en misiones, en rutas, en clases de escuela dominical, fracasamos en clubes y campañas evangelísticas. Fracasamos en decisiones financieras, en bienes que compramos o vendemos.

Los fracasos son parte de la vida diaria del ser humano, pues todos en algún momento y en alguna situación hemos experimentado el fracaso en diferentes magnitudes.


Considerando esto, quiero usar esta historia para enseñarle algunos principios que puedan ayudarnos a evitar los fracasos o mejor aun, el cómo reaccionar ante una situación de fracaso en nuestra vida.


¿Cuáles fueron las razones por las cuales vino el fracaso al pueblo de Israel? Los fracasos vienen cuando descuidamos nuestra vida espiritual… Vs. 1 Pero los hijos de Israel cometieron una prevaricación en cuanto al anatema; porque Acán hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá, tomó del anatema; y la ira de Jehová se encendió contra los hijos de Israel. 1.Es interesante que antes de Dios mencionarnos la situación de fracaso que enfrentó el pueblo de Israel, nos menciona cuál fue la causa principal. 2.Dios había sido muy cuidadoso de dar instrucciones a Josué y a todo Israel, que no tomaran absolutamente nada de lo que había en la ciudad. 3.Josué 6:17 Y será la ciudad anatema a Jehová, con todas las cosas que están en ella; solamente Rahab la ramera vivirá, con todos los que estén en casa con ella, por cuanto escondió a los mensajeros que enviamos. 18 Pero vosotros guardaos del anatema; ni toquéis, ni toméis alguna cosa del anatema, no sea que hagáis anatema el campamento de Israel, y lo turbéis. 19 Mas toda la plata y el oro, y los utensilios de bronce y de hierro, sean consagrados a Jehová, y entren en el tesoro de Jehová. 4.Dios había destinado esa ciudad como primicias para Él y nadie tenía permiso de tomar nada de esta ciudad. 5.Pero Acán decidió desobedecer la instrucción precisa de Dios, pensando que entre todo el pueblo, no se notaría una pequeña desobediencia a Dios. 6.Normalmente eso es la mentalidad que tomamos cuando desobedecemos a Dios, que una pequeña acción, no traerá consecuencias. 7.Pero muchas veces el fracaso viene porque descuidamos áreas en nuestra vida a las cuales no le damos importancia. 8.Pero cualquier acción de desobedecer a Dios, nos pondrá en riesgo grande de fracasar en las áreas de nuestra vida. 9.Muchos cristianos piensan que faltar a la iglesia es algo que no es tan grave, pues muchos faltan al menos una vez o más por semana y no sienten ningún remordimiento de conciencia, pues piensan que su desobediencia no traerá consecuencias. Pero créeme hermano, hay más probabilidades de que fracases en tu vida, cuando estás desobedeciendo en Dios, por mínima que parezca la acción. Recuerde que Acán tuvo un beneficio económico provisional, pero el costo de esos bienes, fueron demasiado caros. Josué 7:20 Y Acán respondió a Josué diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y así y así he hecho. 21 Pues vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos, lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido bajo tierra en medio de mi tienda, y el dinero debajo de ello.



1.Muchos cristiano suponen que porque les va bien económicamente, están teniendo éxito en su vida.


2.Pero hermanos queridos, el éxito nunca será medido con la cantidad de bienes materiales que tienes en tu vida.


3.Si esa es la única clase de éxito que te interesa, entonces eres una persona muy superficial y lo único que haces es buscar cosas terrenales.


4.Muchos que fracasaron en su vida en la Biblia, alcanzaron cierta prosperidad económica. Recuerda a Lot, que escogió la llanura del Jordán y le fue bien por un tiempo, pero fracasó cuando perdió su esposa y sus hijas cometieron incesto con él. Sus nietos se convirtieron en dos grades enemigos del pueblo de Israel.


5.Esaú fue un pueblo aborrecido por Dios y enemigo de Israel, pero Esaú dio testimonio de tener en su vida, muchos bienes materiales.


6.Nabal, Acab y el mismo Acán, junto con muchos otros personajes en la Biblia, tuvieron beneficios económicos provisionales.


7.La Biblia habla de Hiel de Betel 1-Reyes 16:34 En su tiempo Hiel de Bet-el reedificó a Jericó. A precio de la vida de Abiram su primogénito echó el cimiento, y a precio de la vida de Segub su hijo menor puso sus puertas, conforme a la palabra que Jehová había hablado por Josué hijo de Nun.


8.Fue un hombre que tuvo éxito en cosas materiales, pero fracasó en cuidar a sus hijos.


9.Así muchos pudieran tener éxito en lo material, pero ¿cómo está tu matrimonio? ¿Cómo está la condición espiritual de tus hijos? ¿Cómo está tu relación con Dios? Lo que llamas éxito, ante los ojos de Dios, es fracaso.


10.Proverbios 1:32 dice que el desvío de los ignorantes los matará y la prosperidad de los necios los echará a perder.


11.No cambies el éxito mundano y material, por el fracaso espiritual. El fracaso vino principalmente por pecado, pero también fue por una falta de dirección de Dios en las decisiones…


Josué 7:2 Después Josué envió hombres desde Jericó a Hai, que estaba junto a Bet-avén hacia el oriente de Bet-el; y les habló diciendo: Subid y reconoced la tierra. Y ellos subieron y reconocieron a Hai. 3 Y volviendo a Josué, le dijeron: No suba todo el pueblo, sino suban como dos mil o tres mil hombres, y tomarán a Hai; no fatigues a todo el pueblo yendo allí, porque son pocos. 4 Y subieron allá del pueblo como tres mil hombres, los cuales huyeron delante de los de Hai.


1.Encontramos aquí una seguridad muy arrogante de parte del pueblo de Israel en tomar la decisión de hacer todo un plan, sin considerar a Dios en esas decisiones.


2.Si ellos hubieran preguntado a Dios qué hacer, seguramente Dios les hubiera dicho: “No vayan porque ustedes no tienen mi ayuda”.


3.Pero ellos dieron por hecho que por que habían conquistado Jericó, ya ellos tenían toda la experiencia militar para derrotar cualquier otra nación, pero se les olvidó que quien les había dado la victoria, no era su experiencia militar, ni tampoco su fuerza, sino Dios.


4.Muchos cristianos cometemos errores y fracasamos en nuestra vida, cuando cometemos el mismo error de Israel, de creer que podemos hacer decisiones y podemos hacer planes sin considerar a Dios y éstos pueden salir bien por nuestra experiencia, conocimientos o habilidades.


5.¿Cuántos fracasos no hemos tenido por actuar en nuestras propias fuerzas?


6.Tal fue la arrogancia del pueblo que mire las palabras que usaron: Vs. 3 “No suba todo el pueblo, sino suban como dos mil o tres mil hombres, y tomarán a Hai; no fatigues a todo el pueblo yendo allí, porque son pocos”.


7.Esa es la actitud de muchos cristianos cuando no quieren orar, ni pedir consejo antes de tomar decisiones y por eso terminan como Israel, huyendo delante de esos problemitas que supuestamente sabemos cómo arreglar.


8.Cosas que normalmente pensamos que tenemos dominadas, o que tenemos seguras y terminamos fracasando en ellas, porque dejamos de buscar la ayuda y el consejo de Dios.


9.Hay mucho menos probabilidades de fracasar, cuando pedimos la dirección de Dios y el consejo. Dios es real hermanos y Él está dispuesto a guiarnos en nuestras decisiones.


1.Pero se requiere humildad para reconocer que necesitamos la ayuda de Dios: Salmo 37:5 Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.


2.Proverbios 16:3 Encomienda a Jehová tus obras, Y tus pensamientos serán afirmados.


3.Proverbios 3:5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal;


4.A veces Dios nos permite fracasar para que aprendamos a buscar Su Ayuda. Jesús por ejemplo, les había dado poder a los discípulos de echar fuera demonios y ellos agarraron cierta experiencia en ello. Cuando vino el papá de un joven que estaba atormentado por un espíritu mudo y ciego, lo trajo a los discípulos y ellos no pudieron echarlo fuera. Ellos fueron avergonzados porque con todas sus fuerzas trataron de hacerlo, pero no pudieron.


5.Ellos tuvieron que venir con Jesús y preguntarle: “¿por qué nosotros no pudimos echar fuera este demonio? En otras palabras, preguntaron: “¿Por qué fracasamos en esto?” Jesús les dijo con toda claridad: Mateo 17:20 Jesús les dijo: Por vuestra poca fe; porque de cierto os digo, que si tuviereis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: Pásate de aquí allá, y se pasará; y nada os será imposible. 21 Pero este género no sale sino con oración y ayuno.


6.Bien nos haría a nosotros a veces preguntarle a Dios ¿por qué fracasamos en algunas cosas que hacemos, por qué las cosas no salen bien o en qué estamos fallando?Josué tenía acceso a herramientas para conseguir la dirección de Dios en su vida, pero él no las aprovechó. 1.Tenía el Urim y Tumim, el Efod, e inclusive, días antes Josué había presenciado una teofanía, la aparición de Dios mismo, en la persona del Señor Jesucristo, con quien tuvo el privilegio de poder platicar cara a cara. 2.Josué 5:13 Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos? 14 El respondió: No; mas como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo? 15 Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo. 3.NO era difícil para Josué preguntarle a Dios y no habría fracasado si lo hubiera hecho. Pero no lo hizo y fracasó. 4.Usted y yo tenemos muchas maneras de tener la dirección de Dios en nuestra vida, pero tristemente estamos muy ocupados para preguntarle a Dios y es la razón que vivimos “metiendo la pata” y echando las cosas a perder. Primero tenemos la Palabra de Dios, que nos guía ante cada situación en nuestra vida. 1.Hay un principio bíblico aplicable a cada aspecto de nuestra vida, solo es cuestión que aprendamos a leerla y obedecerla. 2.Si tomamos decisiones basados en principios de la palabra de Dios, jamás podremos fracasar, porque dice la Biblia al contrario, Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien. 3.Salmo 1:2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche. 3 Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas, Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae; Y todo lo que hace, prosperará. 4.La fórmula contra el fracaso está en la palabra de Dios. Segundo tenemos la dirección del Espíritu Santo, que mora en nosotros. 1.Una de las bendiciones que más ignoramos los cristianos es que tenemos la persona del Espíritu Santo morando en nosotros y Él es Dios. 2.Una de las funciones del Espíritu Santo es guiarnos a la Palabra de Dios. 3.Otra, es guiarnos en cada área de nuestra vida, como lo hizo con Pablo cuando le prohibió ir a Asia y luego a Bitinia, pero le mostró la visión del varón macedonio, que le decía “pasa acá y ayúdanos”. 4.El Espíritu Santo nos guía en las decisiones, nos habla para recordarnos la palabra de Dios y nos enseña a tomar decisiones. 5.Solo necesitamos aprender a distinguir la voz del Espíritu Santo. 6.Una manera muy sencilla de aprender es como les dije la semana pasada: Aparte un billete de 200 o de 500, que es más efectivo y dígale al Espíritu Santo: “Señor, yo sé que hay alguna persona que necesita este dinero y yo quiero aprender a escuchar tu voz. Quisiera pedirte que me guíes con mucha claridad a la persona que necesita este dinero, a la cual yo le pueda ser de bendición de una manera notable”. Pida a Dios con mucha convicción y buscando escuchar Su voz y se sorprenderá cómo Dios le contesta. 7.Una vez que haga eso algunas veces, usted va a aprender a distinguir la voz del Espíritu Santo y sus sentidos serán ejercitados en el discernimiento del bien y del mal como dice Hebreos 5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal. 8.Cuando tienes ese discernimiento, el Espíritu Santo te va a guiar a las decisiones que debes tomar. 9.Si haces caso a la voz del Espíritu Santo, nunca fracasarás. 10.Hebreos 3:7 Por lo cual, como dice el Espíritu Santo: Si oyereis hoy su voz, 8 No endurezcáis vuestros corazones, Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto, 11.Vs. 15 Entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación.Otra opción que tenemos para tener la dirección de Dios es el consejo: 2-Samuel 16:23 Y el consejo que daba Ahitofel en aquellos días, era como si se consultase la palabra de Dios. Así era todo consejo de Ahitofel, tanto con David como con Absalón. 1.Proverbios 11:14 Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; Mas en la multitud de consejeros hay seguridad. 2.Proverbios 15:22 Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo; Mas en la multitud de consejeros se afirman. 3.Proverbios 20:18 Los pensamientos con el consejo se ordenan; Y con dirección sabia se hace la guerra. 4.Proverbios 24:6 Porque con ingenio harás la guerra, Y en la multitud de consejeros está la victoria. 5.Dios nos ha dado la instrucción y la bendición de guiarnos a través del consejo. 6.Le aseguro que si toma estas maneras de ser guiado por Dios en su vida, no tendrá problemas y tendrá mucho menos posibilidades de tener fracaso en su vida.

¿Cuáles fueron los efectos que produce el fracaso en nuestra vida?El pueblo de Israel, que estaba infundiendo temor entre todas las naciones que estaban en Canaán, terminaron huyendo frente a una de las naciones más pequeñas… Josué 7:4 Y subieron allá del pueblo como tres mil hombres, los cuales huyeron delante de los de Hai. 1.Hubo pérdidas y hubo bajas del ejército Josué 7:5 Y los de Hai mataron de ellos a unos treinta y seis hombres, y los siguieron desde la puerta hasta Sebarim, y los derrotaron en la bajada… 2.A veces el enemigo a quien subestimamos, no nos damos cuenta que cuando la mano de Dios no está con nosotros, en realidad no somos nada frente a ellos. 3.Se nos olvida que es Dios quien nos da las victorias y cuando Él se aleja de nosotros, entonces estamos expuestos y prácticamente condenados al fracaso. 4.Recuerda cuando Sansón fue derrotado y fracasó en su intento de librarse de los filisteos. Hay una frase muy triste que la Biblia habla al respecto: Jueces 16:20 Y le dijo: ¡Sansón, los filisteos sobre ti! Y luego que despertó él de su sueño, se dijo: Esta vez saldré como las otras y me escaparé. Pero él no sabía que Jehová ya se había apartado de él. 5.Qué triste que muchos cristianos quieren seguir predicando, visitando la ruta, viviendo sus vidas, sus matrimonios, criando sus hijos, haciendo negocios o aún trabajos, pensando que van a ser bendecidos como las otras veces, pero no nos hemos dado cuenta que la mano de Jehová ya se ha apartado de nosotros… qué tragedia tan grande que eso suceda. El pueblo de Israel se desanimó por causa del fracaso: Josué 7:5 …por lo cual el corazón del pueblo desfalleció y vino a ser como agua. 6 Entonces Josué rompió sus vestidos, y se postró en tierra sobre su rostro delante del arca de Jehová hasta caer la tarde, él y los ancianos de Israel; y echaron polvo sobre sus cabezas. 1.Uno de los efectos más fuertes que trae el fracaso, es el desánimo ocasionado por la frustración de no alcanzar un objetivo, que se tenía claro. 2.Elías también fracasó o al menos él sintió eso cuando en el Monte Carmelo citó a todo el pueblo de Israel y retó a los 400 profetas de Baal y los 450 de Astarot para comprobar quién es el Dios Verdadero. 3.Después de una poderosa oración, a través de la cual descendió fuego del cielo y todo el pueblo clamando: “Jehová es el Dios, Jehová es el Dios”. 4.Elías esperaba un avivamiento del pueblo, buscando a Dios y derribando los altares de Baal y de Astarot. Pero en lugar de eso se encuentra con la noticia que la reina Jetsabel lo amenaza de muerte. 5.La respuesta de Isaías es una frustración de sentir que fracasó y huye al desierto para pedirle que lo mate. 6.Aparentemente era ese sentir el de Josué al no poder explicare el ¿por qué? Del fracaso. 7.La actitud ante el fracaso es fundamental para poder superarlo, porque todos fracasamos muchas veces, en muchas áreas, pero eso no quiere decir que seamos unos fracasados. 8.La diferencia entre el fracasado y el exitoso, no está en nunca fracasar, sino en no quedarse así. Josué increíblemente culpa a Dios de su fracaso y le reclama por qué permitió que eso pasara. Josué 7:7 Y Josué dijo: ¡Ah, Señor Jehová! ¿Por qué hiciste pasar a este pueblo el Jordán, para entregarnos en las manos de los amorreos, para que nos destruyan? ¡Ojalá nos hubiéramos quedado al otro lado del Jordán! 8 ¡Ay, Señor! ¿qué diré, ya que Israel ha vuelto la espalda delante de sus enemigos? 9 Porque los cananeos y todos los moradores de la tierra oirán, y nos rodearán, y borrarán nuestro nombre de sobre la tierra; y entonces, ¿qué harás tú a tu grande nombre? 1.Mire la actitud fatalista de un hombre de Dios, grandemente usado, frustrado por un fracaso. 2.Ahora cuestiona el porqué Dios los cruzó el Jordán y los metió en la tierra prometida. 3.Desearía haberse quedado del otro lado del Jordán Vs. 7. 4.Josué pregunta a Dios ahora qué le va a decir a la gente, cómo les explicaría el fracaso que enfrentaron. 5.Josué suponía que ahora Israel sería destruido por sus enemigos, que Dios había fallado a Sus Promesas y ahora se pregunta algo más grande: 6.¿Qué harás tú a tu grande Nombre? Josué hasta pensó que Dios había fracasado y no había podido cumplir los planes que había dicho a Su Pueblo.

¿Qué hacer después que hemos fracasado?El Fracaso no es el final de la vida… 1.Me encanta la respuesta de Dios a Josué cuando está orando en una actitud muy fatalista y derrotado, desanimado. 2.Dios le dice: Vs. 10 7:10 Y Jehová dijo a Josué: Levántate; ¿por qué te postras así sobre tu rostro? 3.Igualmente cuando el pueblo de Israel había llegado al mar Rojo, Moisés estuvo un poco inquieto al respecto y oró a Dios y mire lo que Dios le contestó: Éxodo 14:15 Entonces Jehová dijo a Moisés: ¿Por qué clamas a mí? Dí a los hijos de Israel que marchen. 16 Y tú alza tu vara, y extiende tu mano sobre el mar, y divídelo, y entren los hijos de Israel por en medio del mar, en seco. 4.Entonces en medio del fracaso, es bueno orar a Dios, pero no hay que culpar a Dios, ni tampoco sentir que todo se ha acabado. 5.Todos experimentamos fracasos, a veces pequeños y a veces grandes, pero aun en medio de los fracasos, hay esperanza. Esdras, el escriba recibió la noticia que el pueblo de Israel había pecado en mezclarse con otras naciones en matrimonio Esdras 9:1 Acabadas estas cosas, los príncipes vinieron a mí, diciendo: El pueblo de Israel y los sacerdotes y levitas no se han separado de los pueblos de las tierras, de los cananeos, heteos, ferezeos, jebuseos, amonitas, moabitas, egipcios y amorreos, y hacen conforme a sus abominaciones. 2 Porque han tomado de las hijas de ellos para sí y para sus hijos, y el linaje santo ha sido mezclado con los pueblos de las tierras; y la mano de los príncipes y de los gobernadores ha sido la primera en cometer este pecado. 3 Cuando oí esto, rasgué mi vestido y mi manto, y arranqué pelo de mi cabeza y de mi barba, y me senté angustiado en extremo. 4 Y se me juntaron todos los que temían las palabras del Dios de Israel, a causa de la prevaricación de los del cautiverio; mas yo estuve muy angustiado hasta la hora del sacrificio de la tarde. 5 Y a la hora del sacrificio de la tarde me levanté de mi aflicción, y habiendo rasgado mi vestido y mi manto, me postré de rodillas, y extendí mis manos a Jehová mi Dios, 6 y dije: Dios mío, confuso y avergonzado estoy para levantar, oh Dios mío, mi rostro a ti, porque nuestras iniquidades se han multiplicado sobre nuestra cabeza, y nuestros delitos han crecido hasta el cielo. 7 Desde los días de nuestros padres hasta este día hemos vivido en gran pecado; y por nuestras iniquidades nosotros, nuestros reyes y nuestros sacerdotes hemos sido entregados en manos de los reyes de las tierras, a espada, a cautiverio, a robo, y a vergüenza que cubre nuestro rostro, como hoy día. 1.Como todo líder que se da cuenta que la gente anda en pecado y en mundanalidad, Esdras se frustró y se sintió fracasado. 2.Dice la Biblia que arrancó pelo de su cabeza y de su barba y se sintió angustiado en extremo Vs. 3 3.Pero después de una preciosa oración de confesión y que la gente vio su frustración vinieron a él y le dieron ánimo para seguir adelante. 4.Esdras 10:1 Mientras oraba Esdras y hacía confesión, llorando y postrándose delante de la casa de Dios, se juntó a él una muy grande multitud de Israel, hombres, mujeres y niños; y lloraba el pueblo amargamente. 2 Entonces respondió Secanías hijo de Jehiel, de los hijos de Elam, y dijo a Esdras: Nosotros hemos pecado contra nuestro Dios, pues tomamos mujeres extranjeras de los pueblos de la tierra; mas a pesar de esto, aún hay esperanza para Israel. 3 Ahora, pues, hagamos pacto con nuestro Dios, que despediremos a todas las mujeres y los nacidos de ellas, según el consejo de mi señor y de los que temen el mandamiento de nuestro Dios; y hágase conforme a la ley. 4 Levántate, porque esta es tu obligación, y nosotros estaremos contigo; esfuérzate, y pon mano a la obra. 5.A veces después de fracasar lo que más necesitamos son palabras de ánimo, pero estas palabras muy difícilmente llegan de la gente. 6.Por lo general las palabras que nos llegan son de crítica, de reclamo o de culpa y más cuando somos líderes. 7.Cuando los líderes tomamos malas decisiones, lo último que necesitamos es quién nos venga a decir lo que hacemos mal, créame que no se necesita gente así. Hay especialistas en detectar fallas, errores y críticas, esa gente no se necesita, al contrario son instrumentos de satanás para venir a desanimar. 8.Lo que hace falta muchas veces es gente que aliente, que anime y que trate de ayudarnos a seguir adelante. 9.Qué hermoso que el pueblo vino con Esdras a decirle: Hay esperanza, vamos a cambiar, anímate, manos a la obra. Cuando fracasamos, debemos buscar la causa por la que eso pasó… Dios puede enseñarnos y hacernos entender porqué fracasamos: Josué 7:11 Israel ha pecado, y aun han quebrantado mi pacto que yo les mandé; y también han tomado del anatema, y hasta han hurtado, han mentido, y aun lo han guardado entre sus enseres. 12 Por esto los hijos de Israel no podrán hacer frente a sus enemigos, sino que delante de sus enemigos volverán la espalda, por cuanto han venido a ser anatema; ni estaré más con vosotros, si no destruyereis el anatema de en medio de vosotros. 1.Dios le dio con precisión instrucciones a Josué de la razón por la que vino el fracaso y era algo que no habría sabido, si Dios no se lo revelaba. 2.La culpa no tuvo que ver con el liderazgo, ni tampoco con Dios, fue un asunto en particular, el pecado de Acán. 3.Vea cómo las malas decisiones de una persona pueden afectar no solo al que hizo la decisión, sino a toda su familia y a toda una nación. 4.Pero entender la causa del problema, nos puede ayudar a solucionarlo.Dios le dice a Josué, fracasaron, lo hicieron mal, pero… Josué 7:13 Levántate, santifica al pueblo, y di: Santificaos para mañana; porque Jehová el Dios de Israel dice así: Anatema hay en medio de ti, Israel; no podrás hacer frente a tus enemigos, hasta que hayáis quitado el anatema de en medio de vosotros. 1.Tenían que separar a toda la nación por tribus, familias, etc. Hasta encontrar al responsable de tal fracaso. 2.El fracaso de un hombre, condenó a su familia a muerte y hubo gran pérdida ese día para esa familia: Josué 7:16 Josué, pues, levantándose de mañana, hizo acercar a Israel por sus tribus; y fue tomada la tribu de Judá. 17 Y haciendo acercar a la tribu de Judá, fue tomada la familia de los de Zera; y haciendo luego acercar a la familia de los de Zera por los varones, fue tomado Zabdi. 18 Hizo acercar su casa por los varones, y fue tomado Acán hijo de Carmi, hijo de Zabdi, hijo de Zera, de la tribu de Judá. 19 Entonces Josué dijo a Acán: Hijo mío, da gloria a Jehová el Dios de Israel, y dale alabanza, y declárame ahora lo que has hecho; no me lo encubras. 20 Y Acán respondió a Josué diciendo: Verdaderamente yo he pecado contra Jehová el Dios de Israel, y así y así he hecho. 21 Pues vi entre los despojos un manto babilónico muy bueno, y doscientos siclos de plata, y un lingote de oro de peso de cincuenta siclos, lo cual codicié y tomé; y he aquí que está escondido bajo tierra en medio de mi tienda, y el dinero debajo de ello. 22 Josué entonces envió mensajeros, los cuales fueron corriendo a la tienda; y he aquí estaba escondido en su tienda, y el dinero debajo de ello. 23 Y tomándolo de en medio de la tienda, lo trajeron a Josué y a todos los hijos de Israel, y lo pusieron delante de Jehová. 24 Entonces Josué, y todo Israel con él, tomaron a Acán hijo de Zera, el dinero, el manto, el lingote de oro, sus hijos, sus hijas, sus bueyes, sus asnos, sus ovejas, su tienda y todo cuanto tenía, y lo llevaron todo al valle de Acor. 25 Y le dijo Josué: ¿Por qué nos has turbado? Túrbete Jehová en este día. Y todos los israelitas los apedrearon, y los quemaron después de apedrearlos. 26 Y levantaron sobre él un gran montón de piedras, que permanece hasta hoy. Y Jehová se volvió del ardor de su ira. Y por esto aquel lugar se llama el Valle de Acor, hasta hoy. 3.Un fracaso puede traer graves consecuencias, por eso hay que tener mucho cuidado. 4.Pero un fracaso no significa el fin, esta ocasión sí fue para Acán y su familia porque ellos escondieron el anatema. Pero no fue el fin para el pueblo de Israel.Dios le dijo a Josué “Levántate” Vs. 13 1.Y esta es quizá la instrucción más importante que podemos hacer cuando fracasamos…”Levántate”. 2.No te quedes ahí lamentándote, frustrándote y desanimándote… Levántate. 3.La Biblia dice Pro 24:16 Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; Mas los impíos caerán en el mal. 4.La diferencia entre un justo y un impío es que los dos caen, pero el justo se levanta y el número 7 es un número perfecto que habla de continuidad ininterrumpida. 5.Los fracasos vienen, no porque tengan que venir, sino porque a veces descuidamos las herramientas que tenemos para hacer decisiones guiados por Dios. 6.Pero aún así hay solución si buscamos a Dios en nuestras debilidades y en nuestros problemas. El final de la historia, es muy interesante… 1.en el capítulo 8 encontramos que ahora el pueblo de Israel sigue las instrucciones de Dios como lo hizo con Jericó y Dios les prometió y les enseñó cómo conquistar esta ciudad: 2.Josué 8:1 Jehová dijo a Josué: No temas ni desmayes; toma contigo toda la gente de guerra, y levántate y sube a Hai. Mira, yo he entregado en tu mano al rey de Hai, a su pueblo, a su ciudad y a su tierra. 2 Y harás a Hai y a su rey como hiciste a Jericó y a su rey; sólo que sus despojos y sus bestias tomaréis para vosotros. Pondrás, pues, emboscadas a la ciudad detrás de ella. 3.De hecho estas estrategias militares que Dios le dio a Josué han sido imitadas muchas veces en guerras y han seguido funcionando. 4.Dios sabe cómo hacer las cosas bien a la primera, el problema por el que fracasamos es que no le pedimos dirección y ayuda a Él y cuando tomamos nuestras propias decisiones, normalmente fracasamos. Todos fracasamos, la diferencia no estará en cuánto fracasamos, sino en cómo aprenderemos de ello y buscamos a Dios para que nos diga cómo hacer mejor las cosas. 1.Tomar decisiones es una gran responsabilidad, para cada líder. 2.Aún para los jefes de casa. Hermana, si su esposo fracasa, no le reclame ni lo desaliente, ore por él y anímelo a hacer las cosas bien. 3.Qué molesto e insufrible es una mujer que nada más está resaltando los errores y fracasos de su esposo. Eso nos conlleva a no querer intentar más hacer decisiones porque es muy desgastante los reproches de la gente.


Entonces cuando usted fracase, busque la dirección de Dios, levántese y siga las instrucciones… pero cuando fracase alguien cercano a usted, dígale palabras de ánimo y ayúdele a levantarse.

Lo triste de la historia es que Israel no aprendió de este fracaso. En el capítulo 9 los Gabaonitas vinieron a engañar al pueblo disfrazados de viajeros de muy lejos y con mentiras hicieron una alianza de paz en la que se comprometieron a no destruirlos, pero dice claramente el Vs. Josué 9:14 Y los hombres de Israel tomaron de la provisiones de ellos, y no consultaron a Jehová. 15 Y Josué hizo paz con ellos, y celebró con ellos alianza concediéndoles la vida; y también lo juraron los príncipes de la congregación.

Es triste que este otro fracaso vino por no consultar a Jehová, de igual manera y trajo graves consecuencias a la nación de Israel:

Fue la causa que vino una gran hambre en tiempos de David, porque Saúl mató a algunos de ellos.





#hijos #costumbres #rezos

12 vistas

IGLESIA BAUTISTA LAS TORRES A.R.

Calle Mariano Arista No.1007, Colonia Los Altos, General Escobedo, Nuevo Leòn